arritmias archivos – Ecuarritmias

All Posts Tagged: arritmias

¿Qué es la muerte súbita?

Qué pasa en el cuerpo cuando un evento de estos sucede, qué lo provoca, cómo se previene, cómo actuar.

La sangre deja de fluir, no irriga los órganos y sobre todo no llega al cerebro. Esto produce una pérdida de conciencia y la muerte que se da de forma inesperada. Minutos antes de perder la conciencia se empiezan a sentir los síntomas. Puede suceder en personas con enfermedad cardíaca diagnosticada o desconocida. El corazón empieza a latir peligrosamente rápido, haciendo que tiemble en lugar de bombear sangre al cuerpo y al cerebro. En pocos minutos llega la muerte.

Palpitaciones, dolor de pecho, mareo y finalmente desmayo, son las señales que se presentan. La mayoría de las veces, la muerte súbita está relacionada con una arritmia cardíaca maligna que produce un paro cardíaco. Las más comunes son la fibrilación auricular y la taquicardia ventricular. Las personas que sufren enfermedades en las arterias coronarias tienen un factor de riesgo más alto, ya que hay una relación de 80 por ciento entre estos eventos y esa patología.

Los deportistas también pueden sufrir muerte súbita, a pesar de llevar una vida y alimentación sanas. Muchas veces no puede conocerse las causas de estas muertes inesperadas y el diagnóstico escapa a los controles médicos de rutina, sin embargo, algunas razones frecuentes son la miocardiopatía hipertrófica (enfermedades que afectan al músculo del corazón y al bombeo de la sangre) y la displasia arritmogénica de ventrículo derecho (enfermedad congénita caracterizada por la atrofia muscular y reemplazo del miocardio ventricular derecho por tejido adiposo o fibroadiposo).

En algunas ocasiones el paciente se recupera solo de la muerte súbita, que puede confundirse con un simple desmayo. En otras ocasiones, es necesario desfibrilar al paciente (con una descarga eléctrica) o hacerle Resucitación Cardio Pulmonar (RCP).  Es importante en todos los casos llamar a la emergencia, antes de comenzar a asistir al paciente.

En algunos países es obligatorio que exista un equipo de cardioversión eléctrica externa en los lugares de concurrencia masiva como pueden ser aeropuertos, museos, estadios de fútbol, malls, clubes, dependencias públicas, entre otros. Los propietarios de los lugares están obligados a comprar los dispositivos e instruir a su personal en cómo utilizarlos.Un estudio publicado en New England Journal of Medicine, encabezado por el doctor Myron L. Weisfeldt, director del Departamento de medicina de la Facultad de medicina de la Universidad de Johns Hopkins en Baltimore; prueba que las probabilidades de sobrevivir a un paro cardíaco son mayores si lo causa una arritmia «desfibrilable» y si los transeúntes pueden administrar reanimación cardiopulmonar (RCP) y un choque con un desfibrilador externo automático (DEA) que esté a mano. El equipo de Weisfeldt recopiló datos sobre 12.930 paros cardíacos (2.042 ocurrieron en un lugar público y 9.564 en el hogar). El 79 por ciento eran arritmias desfibrilables, entre estos tipos de paros cardíacos, el 34 por ciento de las personas que fueron tratadas con un DEA usado por un espectador en un lugar público sobrevivieron y fueron dadas de alta del hospital.

En los pacientes diagnosticados con riesgo de muerte súbita, se les suele colocar cardio desfibriladores  implantables (son de tamaño y aspecto similar al marcapaso pero realizan de manera automática e inmediata la desfibrilación para recuperar al paciente).  Son indicados para personas con arritmias malignas, insuficiencia cardíaca y para aquellos que han presentado ya muerte súbita y fueron reanimados con éxito.

 

m,m,
VER MÁS

Ejercicio contra las arritmias

El ejercicio contra las arritmias. La actividad física es un arma contra las arritmias en pacientes obesos. “Bajar de peso es necesario en estos pacientes. Pero, es más beneficioso si esto viene de la mano ejercicio físico. La actividad física rutinaria hace que mejore su capacidad cardiorespiratoria. Esto reduce el riesgo de fibrilación auricular”, asegura Luis Alberto Gómez Macías, cardiólogo especialista en arritmias.  Y agrega: “Hay que combinar ambas cosas, ejercicio y cuidados para bajar de peso”.

Un estudio publicado en 2015 en el Journal of The American College of Cardiology asegura que en pacientes obesos se reduce su riesgo de arritmia llamada fibrilación auricular más por el ejercicio físico que por la pérdida de peso.  El riesgo continúa decayendo en la medida de que el paciente sigue su rutina física. “La fibrilación auricular es una de las arritmias más comunes. También de las más peligrosas, ya que tiene riesgo de generar accidentes cerebrovasculares. Por eso, los pacientes con esta arritmia están anticoagulados”, explica el cardiólogo especialista en arritmias. Y además explica que la obesidad trae consigo otros riesgos que preocupan a los cardiólogos como muerte súbita, hipertensión, dislipidemia, arritmias ventriculares y  diabetes.

Ejercicio es un arma contra las arrtimias

La baja actividad física es un factor de riesgo para las arritmias como la fibrilación auricular. Esta investigación estudió pacientes con fibrilación auricular y 27 de índice de masa corporal (sobre peso) y los separó entre tres grupos: “bajo”, “moderado” y “alto” nivel de gimnasia cardiorespiratoria.

 Durante cuatro años midieron el impacto de su nivel fitness en la recurrencia de arritmias. El programa contemplaba pérdida de peso e incremento de ejercicio. Al cabo de cuatro años, en los pacientes del grupo de “bajo” nivel fitness había un 17 por ciento libre de arritmias. Por otro lado, en los del grupo “moderado” el 76 por ciento estaba libre de arritmias. Y en el grupo de alto nivel de ejercicios cardiorespiratorios, el 84 por ciento estaban libres de arritmias. Los investigadores detectaron que cada incremento en el equivalente metabólico (que mide el coste de energía en actividades físicas), había un 20 por ciento de reducción del riesgo de recurrencia de arritmias.

El estudio también comparó aquellos pacientes del grupo que ganó capacidad cardiorespiratoria y los que perdieron peso. Los resultados (libres de arritmias) eran dos veces mejores en los que habían ejercitado.

“Los pacientes con arritmia fibrilación auricular en su mayoría se benefician con el ejercicio físico moderado. Se reducen o desaparecen los síntomas y mejoran la calidad de vida. Pero, a algunos pacientes la actividad física les dispara los síntomas”, explica el cardiólogo especialista Gómez Macías. Agrega: “El paciente debe controlarse el pulso para mantenerse en un rango seguro. En especial los que son asintomáticos”.  Además advierte que durante la rutina hay que tener cuidado con los desmayos o fatigas extremas. “Se recomienda comenzar progresivamente la actividad, quizás iniciar con 15 minutos”, afirma el cardiólogo especialista en arritmias.

m,m,
VER MÁS

Importancia del tratamiento post infarto

La importancia del tratamiento post infarto acentúa la preocupación de los cardiólogos porque sus pacientes no abandonen los cuidados.

Cuando la emergencia ocurre el paciente y su familia acuden al médico por ayuda. Una vez superado el infarto de miocardio, con el paciente estabilizado y listo para el alta, llegan las recomendaciones. Un cambio de vida es necesario. El susto inicial de haber pasado por un evento cardíaco grave colabora para adherir a las indicaciones del cardiólogo.

Los cambios más inmediatos y fáciles de hacer son los hábitos. La voluntad para sostener el cambio en el tiempo es lo más difícil. El cardiólogo indica modificaciones en la alimentación como parte del tratamiento. La dieta debe eliminar los excesos, las grasas, la sal, el azúcar grandes cantidades. También,  en la vida post infarto se deben suprimir el tabaco y el alcohol. El cardiólogo también recomienda tener una rutina de ejercicios semanal. Puede ser caminatas diarias, bicicleta, natación. No se aconsejan deportes de alta exigencia.

Fármacos en tratamiento post infarto

Otra parte del tratamiento post infarto es la medicación. Un paciente que ha sufrido un infarto de miocardio debe tener controlados sus niveles de presión arterial, colesterol y triglicéridos. Según el caso, los cardiólogos recetan fármacos como anticoagulantes y antiagregantes, bloqueadores beta  y estatinas.

El paciente debe ser prolijo y responsable en la toma de las pastillas. Sobre todo, debe seguir las indicaciones del cardiólogo, los horarios y la dosis. En algunos países se utiliza la polipíldora para facilitar la adherencia al tratamiento post infarto. En lugar de tomar cada medicación por separado, es una sola pastilla que engloba tres para el tratamiento post infarto. Los tres fármacos son: ácido acetilsalicílico (antitrombótico), artovastatina (colesterol) y rampiril (evita el remodelado del corazón). En los países donde se utiliza, los estudios concluyeron que había una adherencia al tratamiento 10 puntos mayor. Esta medicación llegó a Ecuador hace pocos meses.

Abandono del tratamiento post infarto

En Latinoamérica hay una creciente preocupación de los cardiólogos por el abandono de los tratamientos post infarto.  Si no se siguen las indicaciones aumenta hasta un 36 por ciento el riesgo de un segundo infarto.

Cuando se produce un infarto significa que parte del tejido del corazón murió. Eso no se recupera.  Pero se puede prevenir que haya otro evento que mate más tejido.  La muerte del tejido del corazón trae consecuencias. Algunas de ellas es el cambio de estructura del corazón, las paredes se afinan, el órgano se agranda. El paciente puede desarrollar insuficiencia cardíaca y arritmias.

m,m,
VER MÁS

Tiroides y arritmias

Tiroides y arritmias

La relación entre la hormona de la tiroides y arritmias ha sido estudiada por los investigadores desde hace tiempo. Un nuevo estudio publicado por la especialista Christine Baumgartner fue publicado en la revista Circulation. La investigación encontró qué los pacientes con altos niveles de tiroxina libre (FT4) tienen más posibilidades de desarrollar arritmias cardíacas o fibrilación auricular. Incluso si los niveles están dentro de lo normal. Los especialistas analizaron datos de 11 estudios de Europa, Australia y Estados Unidos.

A partir de este hallazgo, el nivel de hormona de tiroides podría ser tomado en cuenta como factor de riesgo para padecer fibrilación auricular. De esta manera, se podría identificar a los pacientes con tendencia a estas arritmias. Este estudio tiene otros como antecedente donde ya se había vinculado al nivel de tiroxina libre en sangre con la fibrilación auricular.

Las personas que toman la hormona de la tiroides por estar bajo tratamiento, sus niveles circulantes en sangre son altos. En esto se basará la próxima etapa de la investigación. Se verá si las conclusiones encontradas también se aplican a los pacientes que reciben tratamientos para la tiroides.

Efecto de la tiroides en las arritmias

El hipertiroidismo (demasiada actividad de la glándula tiroides) está considera entre los factores potenciales que toman los cardiólogos especialistas para diagnosticar la fibrilación auricular. Las hormonas tiroxina (T4) y triyodotironina (T3) regula la velocidad de las funciones corporales. Cuando hay hipertiroidismo, esas funciones se aceleran. Una de ellas es el ritmo cardíaco, al acelerarse produce arritmias como la taquicardia. Las hormonas de la tiroides también afectan a las células que producen los impulsos eléctricos del corazón. Cuando los niveles están elevados puede alterar el ritmo cardíaco.

La baja producción de la tiroides también afecta al corazón. Con el hipotiroidismo no hay riesgo de fibrilación auricular. Sin embargo, trae otras complicaciones como las bradi arritmias. En estas, el ritmo cardíaco tiene una frecuencia lenta.

¿Cómo se trata los problemas de tiroides y la fibrilación auricular?

Existen tratamientos adecuados para la fibrilación auricular y el hipertiroidismo. Sin embargo, puede haber dificultades. Para la primera se utiliza antiarrítmicos como la amidarona. Pero este medicamento puede afectar a la tiroides y estaría contraindicado para pacientes con altos niveles de tiroxina. La ablación podría ser un tratamiento definitivo para las arritmias de la fibrilación auricular.

m,m,
VER MÁS

Fibrilación auricular: mucho trabajo ¿aumentan el riesgo?

 

Fibrilación auricular y jornada laboral extensa

Un estudio asocia la fibrilación auricular con la cantidad de horas trabajadas. Esta arritmia es de las más riesgosas ya que puede generar trombos. Estos terminan produciendo un accidente cerebrovascular (ACV) o infarto. Los cardiólogos indican anticoagulantes como parte del tratamiento a los pacientes que tienen estas arritmias.  Se ha estudiado anteriormente la relación entre el estrés laboral, las horas de trabajo y la tasa de ACV. Pero hasta hace poco no se había relacionado a la fibrilación auricular con el tiempo de trabajo.

Un estudio prospectivo (con seguimiento promedio de 10 años), encabezado por  Mika Kivimäki y publicado en septiembre en European Heart Journal, analizó casos de trabajadores de mediana edad que no tuvieran antecedentes de fibrilación auricular.

De las casi 85.500 personas estudiadas, los especialistas tomaron dos grupos. Los que tenían más de 55 horas laborales por semana y los que cumplían un horario normal de entre 35 y 40 horas. El resultado fue que “los pacientes con largas jornadas de trabajo presentaron un incremento del riesgo de fibrilación auricular de 1,4 comparados con jornadas normales”.  Los especialistas concluyeron que “la jornada de más de 55 horas semanales aumenta el riesgo de fibrilación auricular en un 40 por ciento a 10 años, comparada con jornadas normales”. Otro  descubrimiento fue que “esta relación es independiente de factores como el nivel socioeconómico, la obesidad o la hipertensión”.

Fibrilación auricular y ¿estrés?

El mecanismo de esta relación entre tiempo de trabajo y el riesgo de sufrir fibrilación auricular todavía no está determinado. Pero, las hipótesis de los cardiólogos lo asocian al estrés. Sin embargo, no son concluyentes y podrían ser otros factores que incidan en la aparición de esta arritmia. En el estudio europeo se estableció: “Largas horas de trabajo estuvieron asociadas a un estilo de vida caracterizado por alta prevalencia de obesidad, inactividad física en el tiempo libre, tabaquismo y uso riesgoso del alcohol”.  Y también detalló que los participantes que trabajaron largas horas eran más propensos a sufrir síntomas de depresión y ansiedad. Así como menos propicios a tener hipertrofia ventricular izquierda, que aquellos que trabajaban horarios normales.

Desde 2016, en las guías europeas de prevención de enfermedades cardiovasculares, el estrés psicosocial en el trabajo fue incluido entre los factores de riesgos.

“Algunas investigaciones vinculan el estrés y las enfermedades mentales con un aumento en los síntomas de la  fibrilación auricular. Estos pacientes suelen tener problemas para dormir, no tienen un buen control de su salud ni tienen una buena alimentación”, explica Luis Alberto Gómez Macías, cardiólogo especialista en arritmias.

El cardiólogo especialista agrega: “Se ha estudiado también que es más difícil diagnosticar a los pacientes de fibrilación auricular que tienen depresión y ansiedad. Ellos sobreestiman  los episodios de las arritmias. Es decir, creen que tienen más episodios de los que registran en el electrocardiograma”.

“Tanto para las arritmias como para otras enfermedades cardíacas, controlar el estrés es clave. Se puede recurrir a técnicas como la meditación, yoga,  relajación. Pero también hacer ejercicio ayuda a reducir el estrés y la ansiedad”, asegura el cardiólogo especialista.

 

 

m,m,
VER MÁS

Compromiso con tu corazón

El corazón es lo que pone en marcha al cuerpo humano. Es su motor. Cuidar este órgano es responsabilidad de cada uno. Para hacerlo es importante seguir las recomendaciones de tú cardiólogo o profesional especialista.

El 29 de septiembre se celebra el Día Mundial del Corazón. Fue impulsado por los especialistas tomar conciencia de que la principal causa de muerte a nivel global es cardíaca y que la mejor cura es la prevención. En este blog se ha hablado mucho de las arritmias y de cómo cuidar al corazón. Ahora refrescaremos algunos conceptos a través del doctor Luis Alberto Gómez Macías, cardiólogo especialista en arritmias.

  • Estar atentos a las señales:

“Aquellas personas que tengan factores de riesgo o antecedentes familiares de enfermedad coronaria o arritmias deben realizarse controles y adoptar hábitos saludables”, explica el cardiólogo especialista en arritmias. Algunos factores de riesgo pueden ser controlados pero otros no. La predisposición de las mujeres o la genética no pueden cambiarse. Pero, “pueden atenuarse con incorporar desde temprana edad una dieta saludable, ejercicio y acciones que ayuden a reducir el estrés”, explica el especialista. En cambio, ser fumador, consumir alcohol, ser sedentario y vivir bajo tensión nerviosa son cuestiones modificables.

  • Poner a trabajar el corazón:

“30 minutos de ejercicios al día es suficiente para fortalecer el corazón.  Este órgano es un músculo y se trabaja igual que otros”, explica el cardiólogo especialista Gómez Macías.

“Puede ser una simple caminata, bicicleta, nadar. Para las actividades de mayor desgaste físico se debe consultar con el cardiólogo, en especial si se sufre de arritmias”, comenta el especialista.  El ejercicio además de fortalecer el miocardio, quema calorías, reduce el apetito y la ansiedad, baja los niveles de colesterol, azúcar y estrés. Mientras que eleva los del colesterol HDL, también llamado “colesterol bueno”.

  • Ser responsables con lo que ingerimos:

Los cardiólogos reconocen que la dieta es un factor clave. La sociedad está tomando consciencia sobre con qué se alimenta. “Una dieta balanceada, baja en sodio y grasas es fundamental para prevenir enfermedades coronarias o atenuar sus efectos”, afirma el cardiólogo especialista en arritmias.  “Los alimentos frescos como frutas, verduras, pescados, entre otros son los preferibles», explica. Agrega: «Los enlatados y conservas tienen altos niveles de sodio”. “El tabaco y el alcohol también son dañinos para el corazón. Las bebidas espirituosas en exceso elevan la presión arterial, los riesgos de ACV, arritmias, entre otras complicaciones”, comenta el cardiólogo.

  • Reducir el estrés y la ansiedad:

El estrés es un factor desestabilizador del cuerpo y trae efectos en el corazón. “Ante situaciones de impacto emocional o ansiedad, los pacientes de enfermedad coronaria elevan su presión arterial, pueden llegar a sentir dolor de pecho,  taquicardia, y están vulnerables a sufrir, por ejemplo, un infarto de miocardio o un episodio de arritmias”, cuenta el cardiólogo especialista en arritmias. Algunos métodos para reducir el impacto de estrés en la vida diaria pueden ser la meditación, el yoga o alguna actividad dispersión tranquila.

m,m,
VER MÁS

¿Cómo se diagnostica una arritma?

electrocardiograma

Un electrofisiólogo es un cardiólogo especialista en arritmias cardíacas. Ellos son quienes tienen el ojo mejor entrenado para detectar en un electrocardiograma estas patologías del ritmo del corazón y tratarlas. Sin embargo, todos los cardiólogos conocen de arritmias. Además, hay otros estudios de los que un cardiólogo puede valerse para confirmar el diagnóstico de arritmias.

Las arritmias cardíacas son un trastorno en el ritmo cardíaco o la actividad eléctrica del corazón. Pueden presentar señales permanentes u ocasionales. Su origen puede ser auricular o ventricular. Estos son los estudios que le sirven al cardiólogo para detectarlas:

 

  • Electrocardiograma: analiza la actividad eléctrica del corazón. Brinda información sobre el ritmo cardíaco, el tamaño y funcionamiento de las cavidades del corazón y el músculo cardíaco.
  • Estudio de Holter: puede ser de 24 o 48 horas y se colocan electrodos en el corazón para monitorear la frecuencia y el ritmo cardíaco durante ese tiempo.  Algunos dispositivos son sin cables, tienen el tamaño de un Smartphone y el paciente los lleva con él hasta que siente síntoma de arritmias y se mide en ese instante. Se utiliza cuando las arritmias son ocasionales. El paciente puede llevar este dispositivo cerca suyo por el tiempo que el cardiólogo especialista le indique.
  • Estudios electrofisiológicos: muestran cómo reacciona el corazón ante señales eléctricas controladas. Se realiza en un quirófano y se llega al corazón a través de catéteres. De acuerdo a las señales el cardiólogo especialista en arritmias puede conocer en qué parte del corazón se origina la anomalía. En algunos casos se puede en ese mismo procedimiento aplicar técnicas terapéuticas de ablación por radiofrecuencia o críoablación. Esto trata definitivamente ese foco de arritmias.
  • Tilt Test: Para este  examen  el cardiólogo  usa una camilla reclinable, que sirve para evaluar el ritmo cardíaco en casos de desmayo.Sirve para para diagnosticar síncope y disautonomía o enfermedad vaso vagal (una alteración del Sistema Nervioso Autónomo que es el que regula funciones como el pulso, la presión, la temperatura y la respiración).
  • Ergometría o prueba de esfuerzo: Consiste en monitorear al paciente mientras realiza ejercicio  en bicicleta fija o caminadora.  Valora la respuesta del corazón frente al ejercicio. El cardiólogo o técnico realiza dos electrocardiogramas antes de iniciar la prueba de esfuerzo, uno con el paciente acostado y otro con el paciente de pie. El especialista también  registra el tiempo de recuperación tras la prueba.

 

m,m,
VER MÁS

Alerta Síndrome Brugada

El síndrome Brugada –llamado así por los hermanos cardiólogos que lo descubrieron en los 90- produce arritmias de origen genético. Afecta el sistema eléctrico del corazón.  “Se generan arritmias, la mayoría de las veces son de origen ventricular.  Pueden producir muerte súbita  y síncope”, explica Luis Gómez Macías, cardiólogo especialista en arritmias. “Es enfermedad rara. Afecta mayormente a hombres en edad adulta, luego de los 30 años”, continúa el cardiólogo. “Para el diagnóstico es importante saber si hay antecedentes familiares de muerte súbita o síncope”, destaca el especialista en arritmias.

Alrededor del 60 por ciento de los pacientes resucitados de muerte súbita, que presentan un electrocardiograma característico del síndrome Brugada, tienen otros familiares afectados según la Fundación Brugada. También afirma en su web que “los diferentes estudios publicados en torno a esta enfermedad apuntan a que, del total de muertes súbitas inesperadas, especialmente en jóvenes, entre el 4 y el 12% se deben al síndrome Brugada”.

Electrocardiograma síndrome Brugada

  • Diagnóstico

El electrocardiograma es el estudio principal utilizado por los cardiólogos para detectar esta arritmia.  También se emplea el ecocardiograma para detectar posibles alteraciones asociadas. El síndrome no afecta directamente a la estructura del corazón. También existen test genéticos para confirmar la enfermedad.  “Cuando se diagnostica a un paciente, hay que estar atento al resto de los familiares porque puede haber otro pariente con este síndrome”, explica el cardiólogo especialista en arritmias.

Hay pacientes que son asintomáticos y algunos que presentan electrocardiograma normal al momento de que el cardiólogo les realiza el estudio.

Hasta el momento, el único tratamiento es colocar un cardio desfibrilador implantable (CDI), si se verifica el peligro de muerte súbita. Este dispositivo colocado por un especialista detecta anomalías y  desfibrila al corazón automáticamente en caso de ser necesario.

m,m,
VER MÁS

¿Qué es la taquicardia sinusal inapropiada?


La taquicardia sinusal es una arritmia en la que la frecuencia cardíaca supera los 100 latidos por minuto. “Esta arritmia se suele presentar luego de hacer ejercicio físico como correr o subir escaleras. Pero también puede ser consecuencia de una situación de estrés como ansiedad o miedo”, explica Luis Gómez Macías, cardiólogo especialista en arritmias. “Otro motivo puede ser que por causas como anemia, insuficiencia cardíaca o respiratoria, el cuerpo necesite más oxígeno”, continúa el cardiólogo especialista. Otras enfermedades como hipertiroidismo, la embolia pulmonar o la fiebre pueden también catalizar esta arritmia.

Cuando no es una respuesta normal

En estos casos, a la taquicardia sinusal los cardiólogos no aplican tratamiento porque es una respuesta normal del organismo. Cuando se han descartado estas opciones es una taquicardia sinusal inapropiada. Esta es una arritmia rara, que se caracteriza por un incremento exagerado en la frecuencia cardíaca asociado con demandas fisiológicas comunes como ejercicio mínimo o el simple cambio de posición. También puede ser como respuesta al estrés psicológico. “Cuando esta arritmia se convierte en enfermedad crónica también puede manifestarse en el paciente estando en reposo o durante el sueño”, explica el cardiólogo especialista.

La aparición de esta arritmia suele ser abrupta. Presenta síntomas como disnea, mareos, visión borrosa, fatiga extrema, taquicardia incapacitante, pre síncope o síncope. Los cardiólogos, luego de descartar que sea una respuesta normal del organismo, utilizan el holter de 24 horas para llegar a un diagnóstico. Los especialistas sí le dan tratamiento a la arritmia taquicardia sinusal inapropiada a través de betabloqueantes, bloqueantes de canales de calcio o, en algunos casos, a través de la ablación, tratamiento mínimamente invasivo.

 

m,m,
VER MÁS

¿Por qué el tabaquismo afecta al corazón?

Lo primero que un cardiólogo le dice a un paciente es que deje de fumar y el motivo es que es uno de los principales factores de riesgo de la enfermedad coronaria.  El tabaquismo está asociado a varios tipos de cáncer, a enfermedades respiratorias y a complicaciones en el embarazo y el recién nacido. En cuanto a las que se ocupan los cardiólogos, su asociación es con hipertensión, infarto, obstrucciones coronarias, arritmias, obstrucción en las arterias de piernas, cerebro y la aorta.

El tabaquismo produce adicción por la nicotina, cuanto mayor es el consumo, mayores los riesgos de enfermedad. “Dejar de fumar y estar mucho tiempo sin exponerse al humo ayuda a disminuir los efectos del cigarrillo, pero no los elimina totalmente”, explica Luis Gómez Macías, cardiólogo especialista en arritmias. El cigarrillo contiene otros cinco mil químicos tóxicos.  “El solo hecho de fumar un cigarrillo al día aumenta el riesgo de infarto y accidente cerebrovascular”, agrega el cardiólogo especialista en arritmias. La incidencia de la patología coronaria es tres veces mayor en fumadores.

La nicotina y el monóxido de carbono son los responsables de la isquemia cardíaca. La nicotina libera adrenalina y noradrenalina que dañan las paredes internas de las arterias, también genera alteraciones en la coagulación, sube el colesterol LDL  y reduce el HDL. El monóxido de carbono disminuye el oxígeno en el músculo cardíaco, aumenta el nivel de colesterol y la capacidad de formar coágulos.

Estudios han probado que el tabaquismo acelera la frecuencia cardíaca, contrae las arterias principales y generar arritmias.  Investigadores del hospital Cedar Sinai de Estados Unidos gracias a un estudio hecho en animales encontraron que la nicotina es capaz de provocar fibrosis del músculo cardíaco. Esto produce taquicardia y lleva a la arritmia aleteo auricular. “La aurícula no puede contraerse correctamente y movimientos rápidos, de unos trescientos latidos por minuto,  por lo que el corazón no late correctamente y se produce taquicardia”, explica Gómez, cardiólogo especialista en arritmias. El cardiólogo continúa diciendo que esta arritmia puede traer insuficiencia cardíaca y la formación de coágulos.

 

m,m,
VER MÁS