Hipertensión arterial como factor de riesgo cardiovascular – Ecuarritmias

Hipertensión arterial como factor de riesgo cardiovascular

Primero hay que entender qué es la presión arterial. Las arterias son las que transportan la sangre oxigenada que bombea el corazón. Ese flujo genera una presión sobre las paredes de las arterias, al igual que cuando el agua corre por las cañerías

A la medición de esa presión se la llama presión arterial. Y se determina una máxima o sistólica (fuerza de la sangre sobre las arterias al contraerse el corazón) y una mínima o diastólica (cuando el corazón está en reposo, entre latidos), los valores son 140 mmhg para la primera y 90 mmhg para la segunda.

La hipertensión es cuando los valores de la presión arterial superan los parámetros establecidos. La mayoría de las veces no se puede conocer la causa de esta elevación en la presión, sin embargo hay algunas patologías que se asocian como problemas renales, diabetes o hipertiroidismo, entre otras. Factores que también pueden influir son:

+Ser de raza afroamericana

+Obesidad

+Estrés o ansiedad

+Consumir demasiado alcohol

+ingerir mucha sal en la dieta

+Tener familiares que la sufran

+Fumar

+Tener más de 50 años

+Utilizar anticonceptivos (algunos de ellos pueden predisponer a la hipertensión arterial)

+Embarazo o preclampsia

+Menopausia

+Obesidad central o abdominal

+Sedentarismo

-¿Cómo afecta la hipertensión? 

La hipertensión aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.  A largo plazo puede generar infartos cardíacos y accidentes cerebrovasculares hemorrágicos. 

-Síntomas

La mayoría de las veces es silenciosa, pero a veces trae dolores de cabeza, náuseas, sangrado de la nariz, cambios de visión, confusión.

-Acciones para prevenir la hipertensión

La clave está en tener un estilo de vida sano y no sedentario,  con alimentación cardiosaludable (baja en grasas y sodio), ejercitarse unos 30 minutos al día, evitar factores de estrés o recurrir a la meditación y yoga, controlar el peso. También es importante realizar chequeos periódicos con un profesional. Hay también tensiómetros digitales muy fáciles de utilizar en el hogar.

En caso de ya estar diagnosticado con la enfermedad, seguir los consejos de su médico y tomar la medicación para la presión todos los días en el horario en que su cardiólogo se lo indicó.

Es aconsejable realizar chequeos de la presión arterial de dos a tres veces por semana.

Usar varias pastillas para la presión aumenta el fracaso del tratamiento, consulta a tu médico si hay una pastilla que contenga todas las drogas necesarias en una (polipíldora).

Frente a síntomas como desmayos, dolores de cabeza fuertes y registros de presión arterial alto, consulta a tu médico.

 

m,m,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
YouTube
Instagram