¿Por qué comer menos sal? – Ecuarritmias

sal

¿Por qué comer menos sal?

Es uno de los alimentos más antiguos utilizados por la humanidad. Ha tenido tanta importancia a lo largo de la historia, que la sal ha llegado a convertirse en un tipo de moneda en el pasado. En otros tiempos, fue la única manera de conservar los alimentos, sin embargo en la actualidad existen otro tipos de procesos como la refrigeración, la pasteurización, los envases al vacío, la congelación, entre otros.

Hoy en día, la sal ha quedado como un condimento de bajo costo que da un sabor especial a los platos que ingerimos. El consumo de sal modifica el comportamiento humano  porque despierta el apetito y estimula su ingesta. Todavía se continúa usando como conservante en algunos casos como encurtidos y salazón de carnes y pescados (es la deshidratación parcial de los alimentos, el refuerzo del sabor y la inhibición de algunas bacterias a través de dejarlos cubiertos de sal como el proceso que se hace en los jamones).

Sin embargo, como vimos en el post anterior, el consumo de sal recomendado es de 5 gramos diarios por persona para evitar que la ingesta de sodio perjudique la salud. El exceso de sal aumenta los riesgos de hipertensión, retención de líquidos, osteosporosis, problemas renales, estomacales y coronarios.

Tips para reducir la sal en la dieta

-Reemplazar la sal en la sazón con otros ingredientes como pimienta, perejil, romero, limón o ajo. Para no perder el sabor y reducir la ingesta de sodio. De preferencia utilizar los alimentos frescos y no disecados.

Evitar los enlatados y conservas, ya que tienen altos niveles de sal para preservar los alimentos. Si no queda otra opción, entonces retire todo el jugo y enjuáguelos con agua antes de usarlos.

-No agregar sal antes de probar la comida, este es un error muy común en los comensales y lleva a agregar en exceso.

-No tener el salero a la mano durante la comida ayuda a evitar agregarle más sal a los platos que nos servimos.

-Al ir de compras, siempre mirar las etiquetas y elegir los productos con menos sodio. Preste atención a la cantidad de sal que tienen por ejemplo los quesos y busca el que menor cantidad tenga o el que venga sin sal. Los embutidos son otros productos altos en sal y los snacks que vienen en paquetes como papas fritas, conitos, nachos, tostitos, cachitos, entre otros.

-Existen sales vegetales que pueden ser un buen sustituto que ayude a reducir el consumo de sodio.

El cuerpo se acostumbra gradualmente a la reducción de sal, en pocas semanas notará en sus papilas gustativas un sabor diferente de los alimentos, ya que se expresará con mayor claridad el gusto característico de cada uno.

Evite las salsas preparadas como mayonesa, salsa de tomate, mostaza, salsa de soja, entre otras.

-Si está cocinando con ingredientes que de por sí son altos en sal -como puede ser el pescado, los jamones o quesos- no agregue sal a la cocción, deje que los mismos ingredientes aporten el sodio.

 

 

 

 

m,m,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *