¿Puedo ejercitarme si tengo una enfermedad cardiológica? – Ecuarritmias

¿Puedo ejercitarme si tengo una enfermedad cardiológica?

La respuesta es sí. El paciente que sufre alguna cardiopatía tiene opciones para no caer en el sedentarismo y poder hacer ejercicio con regularidad.  Inclusive, el ejercicio puede reducir los síntomas de la cardiopatía al fortalecer el músculo del corazón.

Gracias al ejercicio podría por ejemplo desaparecer el dolor de pecho, a reducir los niveles de la presión arterial y colesterol, así como el azúcar en sangre para los diabéticos.

No sólo el músculo cardíaco se fortalece con la actividad física regular, también los huesos y ayuda a bajar de peso.

¿Cuándo es recomendable comenzar con el ejercicio tras haber tenido un  episodio como un infarto o crisis de arritmias?

Esa pregunta la responde el cardiólogo del paciente cuando lo vea recuperado,  y con buen estado físico.   Una vez que de la autorización para comenzar, también

¿Qué ejercicios realizar?

Al comienzo se recomiendan rutinas suaves, como para principiantes. Un cardiólogo deberá darle la aprobación para poder ejercitarse. Se recomienda actividades como caminar, nadar, andar en bicicleta o trote suave de tres a cuatro veces por semana.  Lo importante no es la intensidad del ejercicio, sino que se realicen varias repeticiones para que tenga efecto.

Incorpore estiramiento antes de comenzar la  actividad o precaliente los músculos para evitar lesiones. Debe evitar quedar agotado por el ejercicio, para eso, haga las pausas necesarias para recuperarse y no terminar demasiado cansado. Si aparecen síntomas o molestias relacionadas al corazón, debe parar la actividad. Recuerde hidratarse bien durante la actividad.

Evite realizar el ejercicio en momentos de mucho calor o al rayo del sol. Elija las mejores horas para hacerlo. En épocas de frío tome los recaudos y abrigos necesarios si se ejercita al aire libre. Si las temperaturas son muy bajas, preferible buscar un lugar cerrado.

También se puede incorporar ejercicios de resistencia con peso, pero para fortalecer el corazón y disminuir los efectos de la enfermedad cardíaca los mejores son los aeróbicos.  Pero si va a levantar peso,  la rutina deberá ser evaluada por un cardiólogo.

 

¿Qué tener en cuenta?

-Tome su pulso en reposo y durante la actividad física para que sirva de parámetro de control de su corazón. Regule el ejercicio de acuerdo a estos valores. Al terminar su rutina, espere unos 10 minutos y vuelva a tomar su pulso para controlar que haya vuelto a los valores normales de reposo.

-Beba abundante agua durante la ejercitación para no deshidratarse.

-Evite lugares de temperaturas extremas (calor o frío) para hacer ejercicio.

-No olvide precalentar los músculos para evitar lesiones y estirar antes y después.

-Respete las pausas y evite el cansancio extremo.

Señales de alerta

Estos síntomas son una señal de alerta para conocer sus propios límites. Coméntelo con su doctor y registre qué actividad fue la que le causó estas molestias. Cuando las molestias persisten y son graves debe recurrir a la emergencia. Actúe con rapidez si siente: dolor, presión, rigidez o pesadez en el pecho, el brazo o el cuello; dificultad para respirar; dolores por gases o indigestión; entumecimiento en los brazos; sudor, palidez, mareos

 

m,m,
2 Comentarios
  1. Responder
    Nena Parodi

    Cuál es la hora propicia para que un hipertenso haga ejercicios? En la mañana o en la noche? Si es en la mañana, la pastilla de la presión se toma antes o después del ejercicio?

  2. Responder
    Jenny Payne

    Gracias por su comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *