angioplastia archivos – Ecuarritmias

All Posts Tagged: angioplastia

Stent: ¿qué hacer después del alta?

Stent

 

El stent se coloca durante la angioplastia para abrir las arterias coronarias obstruidas o que se han estrechado por las placas de colesterol.  Estas placas hacen que el flujo sanguíneo no sea el adecuado y pueden producir un infarto.

Es un procedimiento mínimamente invasivo. La recuperación es de dos a cinco días, dependerá de qué tan afectado quedó el músculo cardíaco y cuál es el estado general del paciente.

No siempre que se hace una angioplastia se coloca un stent. Sólo cuando el cardiólogo especialista lo decida durante el estudio hemodinámico. Los cuidados post operatorios duran entre  15 a 20 días.

Post operatorio del stent

La herida por donde el cardiólogo especialista inserta el catéter debe monitorearse los primeros días. El acceso puede ser por la ingle, muñeca o brazo. Esa área debe mantenerse seca al menos 24 horas. Hay que controlar que  no se infecte, se ponga roja o tenga secreciones. Su cardiólogo le indicará cuándo cambiar la venda. Si sangra, el paciente deberá acostarse y presionar durante media hora.  Si no se detiene, deberá ir al médico.

De acuerdo a qué zona eligió el cardiólogo especialista para introducir los catéteres, los cuidados serán distintos. Si el acceso fue por la ingle, los primeros días se recomienda evitar las escaleras y largas caminatas. También las actividades que pongan en movimiento la herida.

Cuando el acceso fue por la muñeca o brazo, se deben evitar levantar peso con el brazo dónde el cardiólogo realizó el procedimiento.  Si la extremidad en la que se hizo la intervención cambia de color, se pone fría o pierde sensibilidad, tendrá que consultar al especialista.

El cardiólogo será quien le indique cómo retomar sus actividades.  El especialista decidirá el alta para que vuelva a trabajar.

Hábitos saludables

El cardiólogo le recomendará cambios para su vida tras la cirugía. “La alimentación debe ser saludable y sobre todo, baja en grasas y sal. Si el paciente fumaba o tomaba alcohol tendrá que dejarlo”, explica Luis Alberto Gómez Macías, cardiólogo especialista en arritmias. También señala que el estrés es un factor de riesgo a reducir.

“Un paciente al que se le colocó un stent debe controlar sus niveles de colesterol, para prevenir un nuevo evento cardíaco. Y también tiene que mantener la presión arterial y glucemia normales”, asegura el especialista en arritmias.

Hacer ejercicios es importante para fortalecer el corazón. Será el cardiólogo quien determine qué tipo de ejercicios y cuándo comenzar con la actividad, tras la colocación del stent.

Los primeros días el paciente deberá estar atento a no sentir dolor de pecho, dificultad para respirar o tener arritmias. Los desmayos y la fiebre también son motivos para consultar al cardiólogo.

Otro punto importante en el post operatorio de un stent es no olvidar tomar la medicación recetada por el especialista, en la forma que se lo indicó. Tras la colocación del stent, el paciente tomará anticoagulantes para evitar coágulos en las arterias y en el stent.

Los cuidados de su salud son de por vida. Si el ánimo del paciente decae, se puede acompañar con apoyo psicológico de un especialista.

m,m,
VER MÁS

Código infarto: ¿Cómo actuar?

La mortalidad y las secuelas de un infarto dependen de los tiempos de reacción del enfermo, de sus familiares, de la estructura hospitalaria y los protocolos.

Muchas veces los síntomas se desestiman o se confunden y las consecuencias son fatales.

Cuando una persona se descompone lo más importante es mantener la calma. La primera acción es llamar una ambulancia o llevar al paciente a la casa de salud más cercana. En especial si se trata de un paciente con enfermedad coronaria, hipertensión, antecedentes familiares de infarto cardíaco, colesterol o triglicéridos altos, si es una persona que fuma o consume alcohol u otras drogas, si es obeso o tiene diabetes. Pero, inclusive, en el caso de los pacientes jóvenes o sin factores de riesgo conocidos, no se debe bajar el nivel de alerta.

Si la persona que se descompone sufre enfermedad coronaria, hay que indicarle al especialista de la emergencia qué medicinas toma y llevárselas. Y si tiene un cardiólogo de cabecera ponerlo al corriente. También hay que contarle al cardiólogo de la emergencia los síntomas y cómo sucedieron los acontecimientos. El paciente no deberá hacer ningún esfuerzo físico.

 

El tiempo es músculo

Cada segundo cuenta para poder salvar al corazón. Cuanto antes se trate el infarto, mayor posibilidad tiene el cardiólogo de rescatar el músculo cardíaco. Algunas veces el infarto se da sin síntomas, pero cuando da señales hay que actuar con rapidez. Si el paciente siente dolor en el centro del pecho que surge repentinamente y se siente como una opresión, es una de las características del infarto que más advierten los cardiólogos. A veces se extiende al brazo izquierdo, a la espalda y al cuello. También son síntomas la falta de aire, mareo, síncope, náuseas, vómitos, palidez y palpitaciones. Algunas señales atípicas son dolor de hombro, de dientes y en la boca del estómago.

 

En manos de los cardiólogos especialistas

Una vez ingresado, será el cardiólogo el que realice un electrocardiograma, un estudio de las enzimas cardíacas y examen físico del paciente. El código infarto es una serie de procesos utilizados mundialmente por los cardiólogos para el diagnóstico y tratamiento del infarto. Si dos de los tres estudios que el cardiólogo le realiza al paciente dan positivos, entonces se define el infarto.

El tratamiento del paciente indicado por el especialista constará de medicación, soporte de oxígeno, nitratos y un tratamiento dirigido, que puede ser de dos tipos: fibrinólisis (medicaciones para destruir el coágulo) o angioplastia (cateterismo cardíaco).

 

Infarto y arritmias

Los infartos cardíacos, así como pueden presentarse con dolor de pecho, también pueden presentar arritmias como taquicardias ventriculares, fibrilación ventricular, bloqueos cardíacos y muerte súbita. Esto suele agravar el cuadro clínico y aumentar la mortalidad. Muchos de estos infartos pueden generar un deterioro tal del corazón en el cual el paciente, una vez tratado su infarto puede continuar padeciendo riesgos, tanto de contraer otro infarto como de muerte súbita por arritmia. El riesgo de muerte súbita va en relación con la fracción de eyección (el porcentaje de fuerza con la que bombea el corazón). Cuando es menor del 40 por ciento, el paciente que sufrió un infarto posee un riesgo alto de tener mortalidad por arritmias. El riesgo es del 20 al 28 por ciento según los estudios.

La presencia de arritmias ventriculares (extrasístoles, taquicardias ventriculares), sostenidas y no sostenidas hacen que el paciente tenga mayor riesgo de arritmias mortales. Requiriendo en situaciones especiales, evaluación electrofisiológica especializada. Para conocer más sobre el riesgo consulte a su cardiólogo especialista en arritmias.

 

m,m,
VER MÁS
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
YouTube
Instagram