Holter, aliado en el diagnóstico de arritmias – Ecuarritmias

Holter, aliado en el diagnóstico de arritmias

Muchas veces sucede que el paciente  cuenta sus síntomas y detecta un ritmo alterado en el latir de su corazón pero cuando llega al consultorio del médico cardiólogo y éste le hace un electrocardiograma todo sale normal. Hay arritmias que no son constantes y son las más difíciles de detectar. Para esto, el holter es un aliado del profesional, ya que permite registrar los ritmos cardíacos del paciente en su vida cotidiana y durante un periodo determinado de tiempo.

Algunos motivos para que el cardiólogo indique este estudio a su paciente pueden ser:

*Desmayos o síncopes a repetición

*Palpitaciones

*Antecedente de un evento cardíaco como infarto.

*Sospecha de que el paciente sufre de arritmias

*Problemas o enfermedades en el músculo cardíaco

*Llevar un control de tratamientos farmacológicos y sus efectos en el ritmo cardíaco

El holter registra los ritmos cardíacos durante 24 o 48 horas. Sirve para diagnosticar episodios arrítmicos a lo largo del tiempo que el paciente lo utiliza. Le permite al profesional asociar los síntomas que el paciente dice tener, con lo que está sucediendo en el corazón.  El paciente utilizará este dispositivo en su vida normal, sin alterar la rutina salvo por algunas consideraciones como no realizar ejercicio físico que implique esfuerzo o tomar una ducha o bañarse en la piscina (si se trata de un holter tradicional). El paciente deberá anotar su rutina y las horas de sus actividades para que el cardiólogo pueda asociarlo con lo que el dispositivo registra a lo largo de las horas. No se debe mover el monitor ni mojarse.

Existen otro tipo de dispositivos holter como el implantable que se pone por debajo de la piel, en el tórax. Este requiere un control periódico con el médico para que descargue la información que registra el dispositivo. En algunos modelos cuenta con un dispositivo que con wifi puede transferir al profesional la información recopilada. Se utiliza en casos en los que los episodios de arritmia son aislados (arritmias paroxísticas) y difíciles de diagnosticar. El profesional decidirá cuándo retirarlo.

Otra opción es el holter portátil que el paciente lo lleva consigo durante todo el día, no tiene cables y cuando la persona siente algún síntoma lo activa para que le tome el ritmo cardíaco y registre lo que está sucediendo en el corazón. El cardiólogo puede pedirle al paciente que lleve el dispositivo consigo durante una semana o el tiempo que considere necesario.

 

m,m,
1 Comentario
  1. Responder
    Martha Casal M.

    Mis felicitaciones Dr. Por darnos una buena información de los aparatos para diagnosticar lasarritmias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *