¿Para qué sirve tomarse el pulso? – Ecuarritmias

¿Para qué sirve tomarse el pulso?

Conocer tu cuerpo y su funcionamiento te ayudará a detectar señales cuando algo ande mal.  “Que un paciente sepa tomarse el pulso y controlar sus valores es importante para diagnosticar las arritmias, tener un control del tratamiento  y saber cómo funciona su corazón”, explica Luis Alberto Gómez Macías, cardiólogo especialista en arritmias.

El pulso es provocado por la expansión de las arterias al circular la sangre que es bombeada por el corazón.  Es un indicador del ritmo del corazón y si existen arritmias las delatará. No se necesita ser cardiólogo o especialista para poder medirlo.

¿Cómo medir el pulso?

Si no te anima a hacerlo manualmente, en el celular hay aplicaciones.  Pero aprender es fácil y no dependerás de las app ni del cardiólogo.

Se utilizan los dedos índice y medio (el pulgar nunca porque se puede confundir con el propio pulso de la falange). Los dos dedos deben situarse cerca de una arteria y presionar suavemente contra la estructura interna firme (el hueso). Para medirlo en la muñeca se colocan los dedos por debajo de la base del pulgar. En el cuello se presiona al lado de la manzana de Adán. Se cuentan cuántos latidos en un minuto. Si estás llevando un control para el cardiólogo puedes anotar para el especialista los valores y la actividad realizada.

 

 

¿Dónde medirlo?

 

Los lugares más comunes son en la muñeca y en el cuello (arteria carótida),  también la ingle (femoral),  entre bíceps y tríceps (branquial),  la sien y el tobillo (tibial posterior).

¿Cuáles son los valores de frecuencia cardíaca?

 

La frecuencia media normal en reposo varía según la edad y está medida en latidos por minuto. Si encuentra alguna diferencia recurre a tu cardiólogo.

Recién nacidos: entre 70 y 190.

Niños de un año: entre 80 a 160.

Niños de 7 a 9 años: entre 70 y 110.

Adultos: entre 60 y 100.

Atletas de alto rendimiento: entre 40 y 60.

¿Qué pasa si tengo valores por debajo de lo normal?

Esta arritmia es bradicardia,  con menos de 50 latidos por minuto en reposo. Las causas pueden ser genéticas  o adquiridas (infartos o envejecimiento del sistema de conducción).

¿Y por encima?

Si hay más de 120 latidos por minuto es taquicardia. Puede deberse a  arritmias, por lo que debería consultar a un cardiólogo especialista en arritmias. Pero no todas las taquicardias son síntoma de enfermedad, a veces se producen como respuesta normal al ejercicio, al estrés, a la fiebre alta o anemia.

¿Qué hago si el pulso es irregular?

Si tus latidos te producen sensación desagradable, se detienen o saltan; estás frente a una irregularidad en el pulso, que probablemente esté asociada a arritmias por lo que deberás consultar a un cardiólogo especialista en arritmias. Puede tratarse de extrasístoles (latidos de más) u otras arritmias.

¿Qué pasa en el ejercicio?

La frecuencia cardíaca normal cambia en reposo y en movimiento. El corazón se ejercita y necesita latir más para cubrir las necesidades energéticas del cuerpo en movimiento.  Por eso, en los adultos las pulsaciones  pueden subir hasta 200. Puedes consultar con tu cardiólogo cuál es la pulsación adecuada para tu cuerpo durante la gimnasia. Los atletas de alto rendimiento deben tener un control estricto con su cardiólogo ya que pueden llegar a desarrollar arritmias.  Es probable que el cardiólogo especialista le solicite un holter.

 

m,m,
2 Comentarios
  1. Responder
    Loly Gomez

    Excelente explicacion…. fácil de practicar.
    Muchas gracias Doctor

  2. Responder
    Carlos Muñoz O

    Me parece excelente sus tips medicos para orientar a la comunidad,y prevenir ante eventos de salud en su especialidad.Felicitaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *